Actualidad

Para travesías extremas: Touratech R1200GS Rambler

Una motocicleta de 1200 cc súper ligera con un carácter Enduro pura sangre, grandes reservas de potencia y una suspensión de ensueño. Una bóxer refrigerada por líquido que no llega a los 200 kilos y se mueve con agilidad por los terrenos más abruptos. ¿Un sueño? Con la R 1200 GS Rambler («Senderista») se ha hecho realidad.

La designación del modelo K 199 ya era, desde el principio, una declaración de intenciones, porque la máquina no debía pesar más de 199 kilos. El resultado ha sido una de las variaciones más ligeras de la R 1200 GS. Una moderna interpretación de la BMW HP2. Una motocicleta que no se conforma con una imagen deportiva, sino que realmente se puede conducir como tal. Aquí se ve lo íntimamente unidas que están en Touratech las divisiones de viajes y motociclismo todoterreno. No se trata de un simple estudio teórico, sino que es una motocicleta de concepto, real y lista para arrancar.



Sus excelentes aptitudes offroad han convencido a Herbert Schwarz, del consejo de dirección de Touratech, en un viaje de prueba por las Azores. Es una buena muestra, además, de todo lo que son capaces en términos tecnológicos los desarrolladores de Touratech.

Al crear la Rambler, Touratech ha colaborado con BMW Motorrad y ha construido dos prototipos que varían solo en el color: Una con el diseño Touratech en negro, gris y amarillo y la otra con los colores clásicos de motociclismo de BMW, en blanco, azul y rojo. TT-3D de Murnau se encargó del modelaje del diseño en una maqueta de arcilla y la construcción  del prototipo, mientras que los componentes técnicos han sido desarrollados y manufacturados por Touratech en Niedereschach.

Los ingenieros de Touratech consiguieron, además, una pequeña proeza: Combinaron la unidad del motor y la transmisión del modelo roadster R 1200 R con la transmisión por cardán de la GS. Con esta combinación, la Rambler dispone de un accionamiento directo y de alto par con 125 CV. A la hora de elegir la Roadster como base para este prototipo hay que mencionar otro motivo más: El chasis de este modelo viene equipado de serie con una horquilla telescópica.

La suspensión optimizada con Touratech Suspension hace de esta Bóxer un fenómeno de seguridad sobre ruedas, también a gran velocidad. La utilización de lo más moderno en materiales y tecnologías, las piezas de carenado de tubo de aluminio ligero combinado con fibra de carbono, un sistema de escape de titanio y el cambio de la batería por otra más potente y ligera de iones de litio, todo esto ha contribuido a reducir el peso. En comparación con la motocicleta de serie, la Rambler ha adelgazado casi 50 kilos, ganando a cambio una agilidad increíble.

Como se ha liberado a la motocicleta del carenado y se han eliminado todos los soportes innecesarios, se ha reforzado el chasis para el duro uso en campo. El carenado original dio paso a un Airbox fabricado a medida de plástico reforzado con fibra de carbono con revestimiento y arcos de protección adaptados. Detrás se acomoda un depósito de aluminio autoportante de 16,2 litros de capacidad, que, al mismo tiempo, forma la trasera del chasis. Si le sumamos el depósito de combustible independiente (de 1,8 litros), que también aloja la bomba de gasolina, se obtienen una capacidad total del depósito de 18 litros. El asiento sumamente estilizado, desarrollado por TT-3D con un método innovador, no requiere placa base, así que pesa poquísimo.

La Rambler también es extraordinaria por su freno delantero: Se trata de un freno monodisco ligero como en las enduro deportivas e incorpora además ABS. Una placa protectora de plástico reforzado con fibra de carbono ampara la carcasa y el cárter del motor durante las travesías más extremas por el campo.